Casas EI

Renovación con estilo en un piso en Barcelona (por Egue y Seta)

En un hogar de 75 m² en el Passeig de Sant Joan, Barcelona, el pasado 2014 se elaboró un proyecto genuino de la mano de Daniel Pérez y Felipe Araujo, más conocidos como Egue y Seta, del que ya hablamos hace unos días aquí. Con este gran proyecto se confirma que no es requisito indispensable un gran presupuesto, ni un espacio de grandes dimensiones para llevar a cabo una reforma que pretende conservar el número de estancias con una distribución e iluminación más atrayente.

Uno de los objetivos principales del proyecto de Egue y Seta es comunicar espacios contiguos, por lo que el diseño parte de la división en una parte pública y otra privada, sin afectar a la intimidad de los habitantes. Con este tipo de diseño se mejora la distribución de la vivienda, eliminando particiones innecesarias pero manteniendo al mismo tiempo el número de estancias inicial optimizando los recorridos.

Otro de los puntos a destacar del diseño es el de superponer texturas y acabados diversos, conservando una visualización amplia y limpia a través de la decoración en blanco y colores naturales.

Para empezar el recorrido por esta vivienda, observamos una gran mesa de madera con lámpara que dispone de multitud de usos gracias a su libertad de movimiento, estableciendo el área social: estudio, comedor y salón.

SJ_28

 

SJ_23

SJ_13

El techo de bovedilla catalana con vigas de madera restauradas, en blanco y colores naturales, marca la historia de la vivienda. El ladrillo visto destaca en la pared del fondo con una tenue luz indirecta que conjuga perfectamente con los pavimentos de baldosa hidráulica originales. El gran detalle decorativo lo marca una alfombra persa en el salón, que resalta con la luz de dos balcones con vistas al Paseo St. Joan de Barcelona.


 

Aquí tienes otro de los trabajos de Egue y Seta publicado en Espacios Infinitos.


 

A continuación, una pequeña barra establece la única separación entre comedor y cocina, pudiendo hacerse uso de ella en ambos lados para llevar a cabo las actividades rutinarias en familia. Se trata de un espacio diáfano de uso múltiple, bien iluminado gracias a los ventanales que permiten entrar a la luz natural.

SJ_09-

SJ_12

SJ_39

Se dispone una entrada privada que deriva al cuarto de baño, vestidor y dormitorio principal, creando una zona más íntima, dado que desde el dormitorio se ve la ducha a través de un vidrio y una veneciana de madera. La decoración sigue una estética neutra, como en el resto de la vivienda. Por eso destaca más el cabecero de la cama, que es un gráfico pixelado en tela, diseño de Cristian Zuzunaga. El baño está dividido en dos zonas: la de los lavabos y, en la parte más íntima, el inodoro y ducha. También aquí se hace uso de nuevo del ‘pixel’ en la disposición de los azulejos del revestimiento, en colores blanco y turquesas.

Como afirman los autores, “la renovación estilística y la redistribución espacial del inmueble han recorrido trayectorias cronológicas opuestas. La primera ha ido a buscar referencias históricas del pasado arquitectónico, mientras la segunda ha intentado reflejar estilos de vida y manera de utilizar los espacios más actuales o futuribles, ganando siempre y en cada caso, luminosidad natural para cada estancia, una mayor sensación de amplitud general y un incremento exponencial de la versatilidad de usos del conjunto”.

¿Piensas que debería ser así la casa de tus sueños?

Puedes ver la selección de Interiores del blog aquí.

*Fotografía: Víctor Hugo. Imágenes cedidas para Espacios Infinitos.

Una reforma (maravillosa) en el corazón de Madrid
Casa de campo en el Ampurdán (por Serge Castella)

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply OSKAR VELEZ (VelezCarrascoArquitecto) 30-06-2015 at 17:46

    Me encanta la frescura de este proyecto, lo espontáneo y libre de ataduras que parece. Yo podría vivir aquí sin cambiar nada de lo que veo…

  • Leave a Reply