Interiores

La comida vegana está de moda

Hablar de comida vegana no es raro y menos aún si el sitio donde la probamos es un local pensado para relajarse y pasar largos ratos con los amigos o —porque no— a solas con un buen libro entre manos.

Así es Hammock Juice Station, un bar abierto recientemente en Barcelona (Mallorca 308) donde sus dueños, junto con su filosofía sana y su comida vegana y natural, ofrecen a sus clientes un lugar que tiene poco de convencional y mucho de informal. Allí te puedes tumbar en una hamaca mientras pruebas un buen batido orgánico. O tomarte un café especial con un aperitivo para la ocasión (vegano, por supuesto), sentado en una bici con mesa de por medio mientras hablas con una amigo.

El proyecto de interiorismo lo ha llevado a cabo Egue y Seta, que ya conocéis por otros proyectos publicados en el blog, como esta reforma de una vivienda familiar, esta casa en Madrid o el loft en Benicassim. El resultado es genuino y refleja a la perfección la manera en que Hammock concibe la alimentación y la vida.

Nada más entrar en el locar te encuentras con dos patios separados por una gradería con doble altura de microcemento. Los tradicionales asientos han sido sustituidos por hamacas que giran 360º. Están hechas de fibras naturalres y teñidas con colores vibrantes que invitan a sentarse (o tumbarse o lo que sea) y dejarse llevar.

Al fondo del local está la ‘barra’ o el lugar donde puedes pedirte lo que te apetezca. Tiene un cierto aire industrial, ya que está hecha de maderas poco tratadas. En realidad, como todo en Hammock, han querido utilizar los materiales de acuerdo con su forma de ver la vida, dejando que se note su parte más auténtica.

Toda la decoración es natural. El color lo aportan algunos elementos decorativos, como las hamacas, las alfombras de Sukhi y las plantas.

Los materiales utilizados para el suelo es el microcemento que imita la textura del hormigón y, en las paredes, ladrillo recuperado.

El conjunto es equilibrado tanto en los colores como en las texturas. Colores vibrantes conviven y encajan a la perfección con los matices más neutros de los materiales utilizados en la reforma; y las texturas del microcemento y del hierro hacen lo mismo con la madera y los textiles de la decoración.

El resultado es que en Hammock se respira frescura y naturalidad, tanto en el contenido de su menú de comida vegana como en el continente de dichas delicias, que nuevamente Egue y Seta ha sabido expresar de manera acertada.


Puedes ver aquí otros proyectos del Egue y Seta publicado en el blog.


*Fotografías: Vicugo Foto

¿TE GUSTA?

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe tu dosis semanal de diseño interior.

¡Ya somos más de 880!

En seguida recibirás un correo electrónico para que confirmes tu suscripción.

Casa con balcones a Plaça Catalunya
Transformación perfecta

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply