Casas EI

Casa de campo en el Ampurdán (por Serge Castella)

Esta antigua casa de campo, situada en el Ampurdán, es el resultado del trabajo del anticuario e interiorista Serge Castella. Su sentido universal de la decoración ha conseguido convertir este caserón con mucha historia en una acogedora casa de vacaciones muy actual.

Se trata de una casa del siglo XVIII, con mucha historia a cuestas pero que llevaba abandonada unos cuantos años. Los dueños encargaron al anticuario y decorador Serge Castella la ejecución del proyecto de interiorismo. El resultado —no hace falta decirlo— es maravilloso.

Con esa concepción que tiene de la decoración, Serge ha sabido dar un aire actual y contemporáneo a una vieja masía en desuso. Concibe la decoración como la mezcla de estéticas y de rasgos culturales, pero siempre con un orden y siguiendo unas reglas. Y esto es precisamente de lo que entiende Serge Castella y por eso lo hace tan bien.

Favia_v1_Serge_004

 

Favia_v1_Serge_005

El recibidor de la casa es austero, con una selección adecuada de piezas decorativas: un escultura en mármol, la alfombra de esparto, una butaca de mimbre de Gio Ponti y antiguo perchero de hierro.

Favia_v1_Serge_006

En el salón la mezcla de estilos en los muebles es perfecta. Las mesas de centro, en cemento, han sido diseñadas por el propio Serge Castella, así como la lámpara de techo. Las butacas y las peanas son diseño de Ettore Sottsass.

Favia_v1_Serge_0031

En otra zona de estar de la casa, siguiendo con su mezcla de estéticas, ha combinado elementos antiguos (en las baldas junto a la chimenea) con otros modernos, como el cuadro central, obra de Claude Viallat. El suelo de terrazo es el original. La mesa y las sillas en primer plano siguen una líneas más rústica que contrasta con la preciosa alfombra central.

Favia_v1_Serge_001

El comedor mantiene la bóveda original del caserón. La combinación de los elementos antiguos de la construcción con piezas modernas muy bien elegidas dan un resultado perfecto. La mesa rústica es diseño de Serge Castella y, alrededor, las sillas Panton.

Favia_v1_Serge_011

Con colores muy bien elegidos, este dormitorio es el lugar perfecto para soñar. Los tonos en madera y beige de la butaca junto al azul de las piezas de cerámica, de la colcha y de la alfombra hacen que el aire que tienen esta habitación invite a descansar.

Favia_v1_Serge_010

 

Favia_v1_Serge_009

La galería y la terraza también conservan los elementos rústicos de suelos y techos que contrastan con las piezas modernas.

Favia_v1_Serge_015

En la cocina se ha optado por el diseño moderno y funcional. El techo y el suelo hidráulico proporcionan un aire rústico. Y si además lo mezclamos con los muebles y objetos decorativos adecuados nos da como resultado una combinación ganadora.

Serge Castella me sorprende y me fascina siempre. Su estética ecléctica con ese sabor tan actual y vivo me parece difícil de conseguir si no se sabe muy bien cómo se debe hacer. Y eso es lo que Castella tiene muy claro. Cada trabajo suyo es para aplaudir bien alto.

*Imágenes cedidas por Serge Castella para Espacios Infinitos.

Renovación con estilo en un piso en Barcelona (por Egue y Seta)
Casa en Donostia (por el interiorista MIKEL IRASTORZA)

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply OSKAR VELEZ (VelezCarrascoArquitecto) 17-06-2015 at 14:12

    un trabajo muy coherente. ha tratado la arquitectura con respeto pero sin renunciar a la modernidad. nada de revivals. muy bien…

    • Reply Alfonso 17-06-2015 at 14:29

      Sí, es un gran interiorista con grandes conocimientos de arquitectura y de diseño

    Leave a Reply